Diferencias

Si bien hay muchas diferencias entre las plantas naturales y las plantas artificiales, cómo el olor o el simple hecho de que las primeras vienen de la naturaleza, pero no cabe duda de que las plantas artificiales son más baratas a largo plazo, y son mucho más funcionales, sobre todo para personas con poco tiempo o que quieren disfrutar de las flores, pero no dedicarse a su cuidado.

A día de hoy, existen centros de agua sólida (un material sintético totalmente transparente que le da a las plantas un apariencia muy real y natural), plantas grasas y cactus (estas plantas artificiales son aquellas que tienen tallos gruesos), árboles con maceta (de estos existe una amplia variedad: palmeras, setos, helechos, hiedras… puedes encontrarlos en tamaños pequeños (para mesa) o para colocarlos en el suelo.) y flores en macetas (muy coloridas, los tonos que más se utilizan son el rojo, el naranja y el blanco marfil), además de ramos artificiales y otras flores sin maceta.

Entre las plantas artificiales que más gustan encontramos palmeras, bambús, philodendros o ficus. Si buscas un motivo de peso, debes saber que son plantas que naturales resultan caras y poco fuertes. Necesitan un riego regular y constante, fertilizantes y cuidados muy específicos. Por todos estos factores, es muy complicado disponer del tiempo suficiente y medios específicos para mantenerlas. Si para colmo añadimos que las plantas artificiales que conforman el mercado actual son estéticamente idénticas a las naturales, te convencerás que es muy fácil conseguir crear un ambiente exclusivo, lleno de glamour, con un encanto especial en cualquier estancia (hogar, negocio, en hoteles con encanto tanto urbanos como en zonas de condiciones atmosféricas adversas, etc.).

Decorar con flores de tacto natural en látex o tela al agua, es una gran alternativa a la flor natural y de gran belleza y realismo. De una forma fácil y económica se pueden crear centros florales o arreglos que llenarán de vida y color cualquier rincón de nuestra casa. Atrévete a crear tu propio centro floral combinando flores artificiales y flores secas y dale un toque personal a tu hogar.  ¿A qué esperas?