¿Qué son?

Las plantas artificiales están hechas de materiales como el papel, el foam, la seda y otras telas sintéticas, etc. La fabricación más común en la actualidad es la tela por ser de mayor durabilidad, con derivados que dan un toque de mayor naturalidad, como la tela al agua. Cumplen la función de reemplazar a las flores naturales en sitios donde es difícil mantenerlas en un estado de conservación óptimo, aunque también se las utiliza por razones prácticas y de comodidad, ya que no necesitan agua, ni cuidados adicionales. Ni siquiera debes preocuparte por aportarles más o menos luz, ya que lucirán preciosas en cualquier estancia. Tampoco les afecta el calor ni el frío, como a las flores naturales y son excelentes para aquellas personas que padecen alergias a determinadas plantas naturales. Por ello son más económicas a largo plazo y además, son seguras para uso interno ya que no requieren ningún tipo de control de plagas o insectos.

Las plantas artificiales llevan existiendo desde tiempos remotos. China fue el primer país creador de flores de seda. Con el tiempo, fueron adquiriendo reputación mundial, entre otras muchas virtudes, gracias al éxito del sombrero parisien, que incluía flores de seda como detalle de decoración.

Desde la época antigua, el poliéster ha sido uno de los materiales más utilizados en la producción de flores y plantas artificiales. Sin embargo, actualmente se emplean infinidad de materiales y composiciones como el vidrio, la cera, la seda, el jabón, el plástico e incluso la porcelana.

En la época actual hay gran variedad de acabados y materiales que buscan acercarse al máximo a la planta original, por eso, en muchos casos se incorpora algún elemento natural a la planta artificial, como los troncos o la piel de coco que le proporcionan un aspecto aún más auténtico. Sólo necesitas escoger plantas y flores artificiales de buena calidad, como las que te ofrecemos en nuestro amplio catálogo y cada rincón de tu casa lucirá mucho más bonito. Además, puedes elegir aquellas que sean tus preferidas, como hortensias, tulipanes, lirios e incluso girasoles, para que te alegren el día nada más verlas.

¿Qué flores artificiales prefieres? ¡Decide, compra tus preferidas y alegra tu casa!